Recorriendo el Cabo Billano

Partiendo de la playa de Gorliz, como los personajes de la novela, tomamos un sendero que nos lleva hasta el faro más alto del Cantábrico, de 165 metros.

Los acantilados que bordean el camino son agrestes, y en ocasiones, las galernas tormentosas impiden el ascenso rodado, como sucede en el libro.

A lo lejos, en el mar, puede verse la isla de Billano, con forma de dragón.

IMG_20180908_103823Bajo el faro, se encuentran los búnkers, una zona defensiva con cañones y pasadizos construidos en los años 40 para prevenir una hipotética invasión de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Cualquier época del año es buena para hacer una ruta por la zona recordando el capítulo 16.

Deja un comentario