Un día en el monte Buciero

Este fin de semana subí al Monte Buciero.

IMG_20181012_104753

Quizá siguiera los pasos de Alicia, la cuestión es que allí siempre hallo inspiración.

IMG_20181012_111749
El monte se encuentra en una península, junto a la villa de Santoña, y recorrimos los doce kilómetros de perímetro que lo rodean en unas cuatro horas.

IMG_20181012_104035

Iniciamos la ruta al final del paseo marítimo, junto al Fuerte de San Martín, que data de la época de Felipe II.

IMG_20181012_105733
Los acantilados verticales se hunden en las aguas aceradas del Cantábrico, y las encinas forman una bóveda densa sobre la pista forestal.

En la imagen se puede ver la llamada Peña del Fraile.

IMG_20181012_104810
En el Buciero se oye el mar, y el crujido de las hojas secas, de las piedras del camino bajo las suelas de las botas.

IMG_20181012_103153

Huele a bosque, a madera noble y a libertad.

IMG_20181012_105912
Esta vez no bajé al Faro del Caballo, que data de mediados del siglo XIX, y se encuentra junto al mar, después de un accidentado descenso de mil quinientos escalones tallados en la roca por los presos del cercano penal del Dueso.

IMG-20180917-WA0001
El monte está sembrado de fuertes; la Batería del Águila, la de la Cueva, que data de la época napoleónica, y polvorines como el del Helechal o el del Dueso.
En la imagen podemos ver el Faro del Pescador, uno de los escenarios de la novela.

IMG_20181012_114802

IMG_20181012_114816De vuelta al pueblo, dejamos atrás el penal del Dueso, con la playa de Berria al fondo.

Y para acabar la jornada, tomamos unos pinchos por Santoña, una de las villas marineras con más personalidad del norte.

IMG_20181005_194224

Deja un comentario