Otoño en el oriente asturiano.

Amaneció soleado. Nos alejamos de Llanes bordeando la costa por senderos escarpados. A un lado ruge el Cantábrico; al otro se alzan montañas.

IMG_20181117_122645

Aldeas marineras, playas salvajes, campo limpio y bosque oscuro… Uno de los litorales menos explotados de la península.

IMG_20181117_111938

Un alto en el camino; sidra, y erizos de mar frente a la playa de Poo. Unos parroquianos hablan de caloca, ese alga valiosa que tapiza la arena mojada.

IMG_20181117_124902

De nuevo en la senda, gaviotas, gatos y un burro. Huele a sal, se oye el mar, su bramar fiero.

IMG_20181117_103621

Esto es el norte, aquí no hay semáforos, y el cielo amenaza. Barro y piedras en el suelo; a lo lejos pasa el tren, vestigio de tiempos lejanos.

IMG_20181117_124431

Viejas casas vacías en lejanos pueblos perdidos. El ser humano es gregario, tanto vacío atormenta.

IMG_20181117_111453

Vuelta a Llanes; pies cansados y fango en las suelas. Bullicio y plazas, comercio y risas. Junto al puerto, redes secándose al sol. Gente en las terrazas con la vista clavada en el móvil. No hablan; cuando lo hacen, es sin mirarse, absortos su pantalla

IMG_20181117_134138

Va a llegar la galerna, pero aún hay sombrillas abiertas. Los mejillones saben a mar, y el tipo los sirve a desgana. No le gusta la gente, pero tiene que vivir de algo. Una vez oí decir que nunca ganamos dinero; el dinero nos gana a nosotros.

IMG_20181117_125209

 

Deja un comentario