Blog

Entrevista capotiana con Toni Montesinos.

En 1972, Truman Capote publicó un original texto que venía a ser la autobiografía que nunca escribió. Lo tituló «Autorretrato» (en Los perros ladran, Anagrama, 1999), y en él se entrevistaba a sí mismo con astucia y brillantez. Aquellas preguntas que sirvieron para proclamar sus frustraciones, deseos y costumbres, ahora, extraídas en su mayor parte, forman la siguiente «entrevista capotiana», con la que conoceremos la otra cara, la de la vida, de Greta Alonso.

http://almaenlaspalabras.blogspot.com/2020/05/entrevista-capotiana-greta-alonso.html?m=1

Publicar un libro

Dedico esta foto a quienes estéis tentados de tirar la toalla, de sepultar un sueño en el cajón o posponer, para cuando haya tiempo, eso que queráis hacer.
4 de noviembre 2016: me senté a escribir el thriller que quería leer tras años de excusas, de darle vueltas a una idea.
19 de mayo 2020: «El cielo de tus días» llegará a las librerías.
Entre medias: amigos machacando con lo buena que era la novela, y mails sin respuesta, mails sin respuesta, mails sin respuesta. Y luego, después de firmar con Planeta, un par de aplazamientos, el último, a causa de una pandemia mundial.
Muchos me preguntáis si conocía a alguien del mundo literario, si tenía recomendaciones. Me hace gracia.
Lo más importante: SENTARSE A ESCRIBIR, Y ARMARSE DE PACIENCIA.

Nueva fecha de lanzamiento de «El cielo de tus días»: 19 mayo 2020

¡¡Anoche me acosté con grandes noticias!!
¡Veinte días! En veinte días estamos en las librerías. ¡En librerías abiertas!
Llega «El cielo de tus días», y con él, la esperanza de retomar nuestra vida; la del antes, o la que hayamos resuelto emprender tras este periodo incierto, duro, de tanta pérdida.
Ilusión, esperanza, ganas y mucho que agradecer: a los autores que, sin conocerme de nada, contactaron conmigo para mostrar su apoyo tras el aplazamiento; a las personas de la editorial, a mi agente, a los amigos, a la familia. Y sobre todo a vosotros, que habéis estado ahí, esperando, día tras día, durante tantísimo tiempo.
Siempre recalco que me senté a escribir el thriller que quería leer, pero ahora siento escalofríos cada vez que me hacéis consciente de vuestra expectación.
Porque el libro no pertenece a quien lo escribe, su dueño es quien lo lee, y esta historia, la de Álex y Natalia, no será nada hasta no ser vuestra.
Por fin.

MIEDO

«Miedo, es ver vacía la playa de Riazor un veinticinco de julio del 36».
Esta frase es de Manuel Rivas, y ya no sé recordar si la leí en un artículo, o la encontré en una de sus novelas.
«Miedo es ver vacíos los patios de las escuelas, los parques. No oír risas infantiles, ni lloros», añadiría yo.
Vivo frente a una escuela, y cada mañana, al salir a trabajar, compartía ascensor con tres o cuatro niños. A veces más. Luego, en la calle, cuando iba a por el coche, me los cruzaba acudiendo al colegio en manada; con sus mochilas, sus cartulinas, sus risas y sus problemas.
Los niños son un lujo.
En estos días, la mayor preocupación de los niños que conozco es si la cuarentena afectará al Ratoncito.
Hoy no bajo en ascensor, ni salgo con el coche. Solo me asomo a la ventana, y pienso que debe haber pasado el Flautista de Hamelin. Hoy no hay niños en la calle.
Nadie ha inventado nada desde los cuentos de hadas, y en esta distopía que nos ha tocado vivir los parques están precintados.
Eso es el miedo.

Aplazada publicación de «El cielo de tus días» por Estado de Alarma ante Covid-19

La orquídea floreció y el libro está en mis manos. Hoy habría sido el día, pero lamento comunicaros que, dado el panorama bien conocido por todos, la publicación de «El cielo de tus días» se retrasará unos meses.
Algunos ya me habéis escrito para infundirme ánimos, pero sería vergonzoso lamentarse en mi situación.
Soy una persona anónima, de la calle, como vosotros, que un buen día se sentó a escribir. Planeta apostó por la novela, y todo lo que llegó a partir de ahí, ha sido un regalo. Así que no puedo quejarme. Hoy, la actualidad es lo más preocupante.
Nada sucede porque sí; la novela llegará a vosotros en julio, en octubre, en diciembre. Llegará. Los ejemplares ya están imprimidos.
Agradezco vuestras muestras sinceras de apoyo, vuestros mensajes, vuestro interés.
Me tendréis aquí cada día, y os rogaría la máxima difusión de este anuncio.
Quiero cerrar esta publicación con unas palabras premonitorias del inspector Brul en el capítulo 32 de la novela:
«Nada es tan malo ni tan bueno como parece al principio. Tienes dos opciones: la primera es hacer de esto un drama y permitir que te amargue. La otra opción es aceptarlo. Todo va demasiado rápido, y nada se ve igual cuando uno se detiene».